Las expectativas
de Yamaha
 con respecto
 a este proyecto

Yamaha fue fundada en 1887 con el lema corporativo de “Compartir la pasión y el rendimiento” y desde entonces ha contribuido a fomentar la “inspiración” en múltiples situaciones a través del sonido y la música. La música tiene el potencial de trascender las barreras humanas, de inspirar a la gente y de crear grandes oleadas de emoción. Confiamos en que este programa sea una iniciativa para hacer que los niños se labren el futuro mediante sus propios medios gracias al poder de la música. Se trata del momento de inspiración y creación cuando la gente se comunica entre sí a través de la música. Yamaha no dejará de contribuir con la cultura musical y hacer frente a los desafíos.

01Referencias

Junto a ti,
también hay
“muros invisibles”

Hay personas
 que hacen
 frente
 a los
 “muros invisibles”.

“Una persona se labra el futuro a través de u propia fuerza”.
 Es probable que estas palabras suenen obvias,
 pero hay muchos niños en el mundo para los que esto es prácticamente imposible.

La disparidad y la pobreza que agobian al mundo coartan el futuro de los niños y a veces son obligados a recurrir a la delincuencia y el crimen. En muchos casos no es su propia responsabilidad: la estructura social es la causa de la disparidad y la pobreza. La discriminación y el alejamiento espiritual es otro difícil problema de la gente, lo que se convierte en un “muro invisible” que obstruye el future de muchos niños.

Este no es un problema exclusivo de las zonas marginales. También hay “muros invisibles” en las zonas opulentas. América Latina, el escenario de esta ocasión, no es la excepción. Hay muchas personas que tienen ideales y orgullo, que se sienten felices y que viven su vida en plenitud. Sin embargo, al mismo tiempo hay quienes no logran avanzar al verse ante los “muros invisibles”.

Tratar de resolver
 estos problemas
no es para nada
 sencillo.
Aun así,
 no dejaremos de
 hacerles frente.
Porque al igual
 que nosotros,
en América Latina
 hay personas
 dispuestas
a encarar
 las dificultades
 mediante
 el
 poder de la música.

Hay personas
 que tienen fe en el
“poder de la
 música”.

El “poder de la música” mantiene alejados a los niños de la delincuencia y el crimen.
 Asimismo, les permite vivir con esperanza y orgullo.
 A este problema se le ha hecho frente mediante una serie de actividades de orquestas
 y bandas juveniles en América Latina.

Todo comenzó en Venezuela con un proyecto de enseñanza musical promovido por el gobierno, llamado “El Sistema”. Implementado como política nacional para prevenir la delincuencia y erradicar la pobreza, es un sistema que pretende estabilizar a toda la sociedad mediante las actividades musicales de los niños. Los niños que empezaron a tocar música se han alejado de la delincuencia y el crimen, poseen un instrumento musical y ensayan diligentemente, lo cual les ha permitido vivir sus vidas con gran entusiasmo.

Esta iniciativa ha atraído a muchos y así fue como se formaron orquestas y bandas juveniles por toda América Latina, y a ellas se unieron personas deseosas por colaborar. Nosotros también hemos brindado nuestro apoyo. Por ejemplo, en Colombia hemos fundado la Red de Escuelas de Música de Medellín, cuya sede se encuentra en esta misma ciudad. Mientras que en la ciudad de Bogotá, hemos formado orquestas y bandas de la Fundación Nacional Batuta. Además, en América Latina hemos creado un programa de becas denominado ToKANDO, que promueve la Fundación Incolmotos Yamaha a través de Yamaha, su socio principal.

Grupos de
 apoyo musical que
 realizan
 actividades
 en Colombia

A través de Yamaha Music Latin America, S.A. ,
 una empresa dedicada a la venta de instrumentos musicales en la región de América del Sur,
 Yamaha ha contribuido a apoyar a los grupos arriba mencionados mediante
 la formación de técnicos en reparación de instrumentos de viento,
 servicios de reparación, elaboración de manuales de mantenimiento y realización de cursos de mantenimiento,
 entre otras actividades.

Nuestra visión

Ver más